Granola casera

La avellana chilena es el fruto del árbol perenne Gevuina Avellana que crece en los bosques templados de Chile y Argentina.
Es bueno consumir las avellanas crudas o tostadas y sirven tanto para preparaciones saladas como dulces. Son ricas en grasas saludables, fibra, ácido fólico y vitamina E, por lo que es muy bueno consumirlas frecuentemente.
Existe también la avellana europea que es un fruto seco y tiene similares propiedades que la avellana chilena. Para esta receta puedes usar cualquiera de los dos tipos, yo preferí usar la avellana chilena porque es más pequeña que la Europea por lo que no hay necesidad de picarla.

INGREDIENTES:
3 tazas avena
1 taza de avellanas chilenas
½ taza miel
¼ taza de azúcar rubia
¾ taza aceite de coco
½ cdta de sal
1 taza de mezcla de chía, semillas de girasol, semillas de maravilla, sésamo
1 taza coco rallado
1 taza cranberries deshidratados
1 cdta de esencia de vainilla
¾ taza de chocolate negro picado

PREPARACIÓN:
En un bol mezclar todos los ingredientes menos los cranberries deshidratados y el chocolate.
Esparcir sobre una lata de horno con papel de hornear y llevar a horno bajo (150ºC) por 25 a 30 minutos, revolviendo cada 15 minutos la mezcla o hasta que la mezcla tome un color dorado.
Dejar enfriar, incorporar los cranberries y el chocolate picado. Guardar en un frasco hermético.

This entry was posted in Recetas. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*