La Curcuma en tu Huerta

curcumaLa cúrcuma (Curcuma Longa L) es una planta originaria del sur de Asia pero también es posible encontrarla en algunas islas del Pacífico. Forma parte de la familia de las zingiberáceas  de la cuál pertenecen también el jinjibre y el cardamomo.

Comenzó utilizándose para teñir telas (su potente color amarillo era asociado al sol en algunas culturas antiguas) y luego se introdujo a la cocina como condimento; es parte esencial de los condimentos que lleva el famoso curry.

La cúrcuma tiene enormes propiedades medicinales, se conocen textos indúes del año 250 a.C que le hacían mención. Lo que se utiliza es la raíz (rizomas), que luego de cocinarla 45 min aprox, se deja secar alrededor de una semana para luego pelarla y molerla. Con esto tendremos como resultado un polvo de color amarillo intenso.

CÓMO CULTIVAR CÚRCUMA:

Al igual que el jinjibre, la cúrcuma se cultiva a partir de esquejes.

Por eso lo más importante es que consigas un rizoma de cúrcuma, ojalá de una buena procedencia. Aquí el paso a paso:

Tomar un pedazo de rizoma de cúrcuma el más carnoso, que tenga dos o tres brotes y plantarlo en una tierra orgánica con la profundidad suficiente para que los brotes  sobresalgan a la tierra. Luego regar la tierra y esperar que nuestra planta crezca. A la cúrcuma le gusta la tierra húmeda. Pero ojo! no sobrepasarse con el agua.

La Cosecha: Para cosechar la cúrcuma hay que esperar que maduren los rizomas y eso demora entre 8 y 10 meses. Luego hay que cosechar la planta completa con la raíz (Las hojas y las flores también son comestibles). Asegúrense de guardar un par de rizomas para volver a plantarlos. 😉

PROPIEDADES MEDICINALES:

Se usa principalmente para todo tipo de afecciones del sistema digestivo; para mejorar la digestión, fortalecer la flora intestinal y regular los gases.

Además estimula el hígado y la vesícula biliar (por ejemplo en caso de cálculos renales),  limpia la sangre, regula la menstruación, fortalece el sistema inmunológico y es anticéptica, antibacterial y antiinflamatoria.

De forma tópica se utiliza para todo tipo de afecciones a la piel; picaduras de mosquitos, quemaduras, cicatrices, acné, infecciones etc.

Con la cúrcuma en polvo se pueden hacer diferentes recetas naturales como por ejemplo, mascarilla para la cara y el cuerpo, aceites y compresas.

La cúrcuma se puede comer también como vegetal;  recomiendo cortarla en pequeños pedacitos y freírla junto al ajo y la cebolla como sofrito base de cualquier comida.

También se puede utilizar para  preparar un maravilloso y mágico té; cortarla en pequeños pedacitos, ponerla en una olla con agua y hervirla durante 10- 15 min, retirar la raíz y beber el líquido. (Se puede reutilizar)

 

 

 

 

 

 

 

Dato!  en Japón tienen una famosa bebida a base de cúrcuma llamada Ukon no Chikara y la utilizan para prevenir la resaca.

Contraindicaciones: En casos de hepatitis y durante el embarazo preferible no consumir cúrcuma.

 

 

Post Relacionados:

This entry was posted in Huerta & Salud. Bookmark the permalink.

One Response to La Curcuma en tu Huerta

  1. Carlos says:

    Buen artículo,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*