El Llantén: Propiedades y usos

llantenDesde el mismo momento en el que el hombre urbaniza un medio natural, comienza una nueva sucesión ecológica, liderada por plantas pioneras, como el Llantén, adaptadas a colonizar estos inhóspitos medios. Lentamente, irán recuperando el terreno perdido, haciéndolo crecer en complejidad y diversidad de especies; dejándonos de paso, un valioso huerto natural a pocos metros de nuestras casas.

El llantén es una planta herbácea perenne, perteneciente a la familia de las Plantagináceas. Posee tallos florales de entre 30 y 50 centímetros de altura, sin ramificar. La inflorescencia terminal es una espiga densa con flores muy pequeñas, que a lo largo de la floración, se va alargando.

Las principales variedades que podemos encontrar en las orillas de caminos y campos de diversas partes del mundo son: el Llantén menor (Plantago lanceolata), de hojas lanceoladas; el Llantén mayor (Plantago Major) de hojas ovales o elípticas; y el Llantén mediano (Plantago media)  de hojas elípticas y pelos sedosos.

*Foto: Plantago Lanceolata

Las tres especies poseen cualidades y usos similares.

Propiedades:

llanten 2

El Llantén es muy útil a modo de infusión contra todas las afecciones de las vías respiratorias, sobre todo en los casos de catarro, tos, tos ferina y asma pulmonar.

El asma pulmonar se combate muy bien con una infusión de llantén y tomillo, en partes iguales. Ésta es recomendable también para combatir afecciones del hígado y la vejiga.

El jarabe de llantén es un gran depurativo de la sangre.

Las hojas recién cogidas y machacadas aplicadas en forma de cataplasmas, ayudan a curar y cicatrizar las heridas, cortaduras, picaduras de avispa, e incluso las mordeduras de perros y bichos venenosos. Se pueden utilizar también para sanar ampollas.

*Foto: Plantago Major

Algunos modos de uso:

Infusión: se vierte una cucharadita repleta de hojas en una taza de agua hirviendo y se deja reposar brevemente. Es recomendable recoger las hojas durante la primavera o el verano y guardarlas en recipientes herméticos, en lugares poco luminosos.

Cataplasmas con hojas frescas: las hojas lavadas se machacan en un mortero hasta que se crea una papilla. Esta se aplica directamente a las partes dañadas del cuerpo.

Jarabe: primero se pasan unos cuatro puñados de hojas de Llantén por una máquina de picar. A la masa resultante se le añade 300g. de azúcar moreno y 250g. de miel y se pone al fuego con un poco de agua. Removiéndolo se hierve lentamente hasta que se forma un líquido espeso. Se vierte caliente, en botes de cristal y se guarda en la nevera.

Post Relacionados:

This entry was posted in Huerta & Salud. Bookmark the permalink.

4 Responses to El Llantén: Propiedades y usos

  1. Pingback: Cómo empezar tu botica casera | El Huerto de UrbanoEl Huerto de Urbano

  2. Pingback: My Homepage

  3. Carmen says:

    Yo tengo la receta que Ud tiene para el jarabe pero en la actualidad sabemos que el azúcar es muy nociva, por lo cual podrá hacer una infusión, pues no es necesario cocinar la planta tanto. Después, dejar reposar y cuando este fría adhiere miel de abejas. Así obtendrá mejores resultados. Por seguridad es mejor refrigerar. No que la Dra. Treben se haya equivocado, pero la información y los procesos cambian con el tiempo y la disponibilidad de mejores productos. Tambien se podrá utilizar azúcar morena de no haber miel de abejas.

  4. Olvido Rivero says:

    excelente descripción, no sabia mucho de esta planta. Tengo muchas en mi jardin
    Gracias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*