Reflexiones para un Huerto: Disfrutar el proceso

20160902_122539

“Sube a casa conmigo, hermano”. Es así como lo leemos en el manuscrito original de Alturas de Macchu Picchu del poeta Pablo Neruda, antes de que la palabra casa fuera tachada y reemplazada por la otra, tan conocida y que modifica y mejora de manera sustancial el famoso poema: nacer.

“Sube a nacer conmigo, hermano”. Y nos suena como un clásico instantáneo. Pero no siempre lo fue.

-Profe, hágalo Ud. mejor –me dice una alumna devolviéndome el sobre con semillas- yo tengo mala mano.

-No se trata de eso –le intento explicar- da lo mismo; lo importante es que lo hagas tú.

-Bueno, ya sabe ya –me advierte, justificándose de antemano por el mal resultado que está convencida que va a tener.

He observado este temor, tan común entre los alumnos, al fracaso, al error, al ridículo, y es tan grande, que usualmente ellos preferirían no hacer algo con tal de no equivocarse. Y me pregunto por qué. ¿No debiera ser este el lugar para experimentar? Al menos eso es lo que intentamos incentivar en nuestro huerto escolar. Pero es difícil. Es difícil porque da la impresión que estamos imbuidos en un sistema de resultados, de metas, de notas. No de procesos.

arvejas-habas1

-¿Pueden regar un poco esos almácigos, por favor? –le pido a otro grupo. Apenas me doy vuelta escucho un grito, risas nerviosas y recriminaciones. La almaciguera figura en el suelo, boca abajo y con todo lo sembrado desparramado por el piso.

-¡Profe- fue-sin- querer! Perdón perdón..

Tengo que contenerme, respirar profundo y recordar para qué estamos aquí.

-Está bien –les digo- recójanlo y siembren de nuevo. Con-cui- da-do.

Conversamos con ellos para conocer sus inquietudes, les hacemos muchas preguntas pero es increíble cómo muchos se escudan en un cómodo no sé. Da la impresión que no se atreven a ser creativos, a buscar soluciones a preguntas abiertas. No sé. ¿Esperarán de profesores, padres, autoridades, todas las respuestas? ¿Nos habremos acostumbrado simplemente a recibirlo todo en bandeja? El plato está siempre servido, pero ¿Cómo llegó a la mesa?

Supongamos, por ejemplo, que en Lenguaje tenemos que analizar la obra de Neruda.

Repasamos rápidamente su biografía y obras más icónicas. Tomamos el Canto General y analizamos Alturas de Macchu Picchu: buscamos el hablante lírico, uso de metáforas, estructura, etc. Y el resultado es magnífico ¿Pero qué pasa con el proceso creativo? ¿Cómo llegó a eso el poeta? ¿Dónde está la mano insegura que volvió atrás, que dudó, que corrigió? Dónde está el hombre, en definitiva, no el premio Nobel. El trabajo. El proceso.

Y así con las ciencias y las humanidades y las artes. Así con la información disponible hoy en día, que es como un océano vasto pero muy poco profundo. Estudiamos la punta del iceberg desconociendo todo lo que lo sustenta.

Y ese alumno, íntimamente, va pensando que todo es producto de la genialidad de unos pocos. Que las cosas se dan por arte de magia. Y ella o él, en comparación, no tienen nada que aportar. Está todo hecho. No sé. Y falta tanto por hacer.

arvejas-habas2

Así es como nuestro huerto escolar nos da la oportunidad para que los alumnos no sólo vean resultados, sino que vivencien el proceso creativo, el proceso natural de las cosas. Que dimensionen otros tiempos. Que experimenten. Que se equivoquen, se equivoquen y otra vez se equivoquen. No pasa nada. Está bien.

Otro importante principio de la Permacultura es “Usa soluciones lentas y pequeñas”, buscando emular los procesos naturales, que son de movimiento lento y sutil, a diferencia del paso acelerado y sobre estimulado que nos rodea en la vida cotidiana.

compost-proceso

La invitación entonces es a hacer. Hacer sin miedo. Experimentar, probar. Si gusta de la jardinería o los huertos, juegue, combine. Sin prisa, sin ansiedades. Aprenda en el camino.

Y disfrute del proceso.

Post Relacionados:

This entry was posted in Consejos Mr. Urbano. Bookmark the permalink.

4 Responses to Reflexiones para un Huerto: Disfrutar el proceso

  1. inwardik says:

    Otro aspecto que merece ser comentado es que el proceso de densificaci n urbana es global y que muchos habitantes de las medianas y grandes ciudades en cualquier ciudad del mundo tienen las mismas necesidades de disfrutar de reas de ocio al aire libre, de participar de actividades sociales y de debatir los problemas ambientales que les afectan, as como promover la educaci n medioambiental. Un tercer aspecto, no menos importante, es la iniciativa popular que dependiendo del grado de organizaci n posee mayor o menor capacitad para presionar a sus gobiernos y est presente en todos los pa ses democr ticos.

  2. paysius says:

    resultó ser muy fáciles sí.
    gracias

  3. Vilma Villanueva says:

    Es extraordinario como usted siendo un maestro, los cuales entregan tantas horas de su vida a enseñar, se ha dado tiempo para seguir enseñando por medio del ciberespacio. Soy una persona de la tercera edad, consideró que la vocación de profesor la lleva a flor de piel, a hecho un trabajo maravilloso para tanta gente que nesecita sustentarse , ya sea por salud, por un mejor bienestar o por amor a la tierra. En mi caso hace muy poco que me ha empezado a interesar el tema por una nesecidad económica, como todos los de la tercera edad. Me he encontrado con un mundo maravilloso. La información que usted entrega es importantísima, ya que no se encuentra el detalle de temporadas y todos esos datos que me han dejado feliz para comenzar mi huerta. Mil gracias y felicitaciones por su nobleza .

  4. Lola Callejas says:

    Buenos dias.Uds hacen talleres?si es asi donde puedo ubicarlos y mandarme calendario?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*