Reconstruyamos las cuidades con Plantas

arbol de jadeEste post es una experiencia personal pero también pretendo persuadirlos para tener una mejor ciudad, mejores personas así como más y mejores plantas.

Hace poco caminando por los bellos jardines de la universidad me encontré en el suelo una plantita, era una ramita pequeña, algo vieja y muy maltratada, se trataba de una suculenta conocida como árbol de jade (crassula ovata), ese pedazo de planta estaba ahí esperando volver a la tierra para cerrar el ciclo de la vida e iniciar uno nuevo.

Momentos después recordé a mi madre, ella, desde que tengo memoria, es una excelente cuidadora y cultivadora de plantas, de esas que sus vecinas y otras conocidas le han regalado con mucho cariño.  Cada vez que mi madre visita alguna casa uno de los temas principales son las plantas -¡Mira que planta tan bonita! yo tengo una igual pero de otro color ¿Me regalas una ramita? Siempre que visita a alguien regresa con plantas, ello me recordó algunas de las técnicas que mi madre utiliza para hacer que el pedazo de una planta que parecía “muerta” regrese a la vida, entonces tomé esa planta “muerta”, la lleve a mi casa y realicé lo siguiente: Con pulso de cirujano hice trozos pequeños de los tallos y los enterré ligeramente en una maceta, en el caso de las hojas el procedimiento es igual; poner la parte más estrecha ligeramente enterradas o por lo menos en contacto con la tierra y regar un poco.

En unos cuantos días veía que las plantas comenzaban a sacar raíces y al poco tiempo ¡Ya tenía 3 nuevas plantas! se las presento.

Es interesante ver cómo -dependiendo de la zona plantada- se desarrollan y crecen a un ritmo diferente y de forma distinta. Además de rescatar un pedazo de planta que seguramente moriría aplastada por los peatones utilicé algunos materiales que iban a irse a la basura como el vaso de café desechable, una botella de leche y el fondo de una botella de agua.

Esta experiencia no es más que una excusa para hablar sobre los beneficios de la jardinería y la agricultura urbana en nuestras ciudades, sobre todo las más pobladas, se carece mucho de espacios verdes, los pulmones naturales son insuficientes y la contaminación cada vez afecta más a nuestra salud, todos estos problemas afectan de forma psicológica y física. Que lindo es ver por las mañanas las faldas de un cerro verde, llena de un espíritu agradable mirar una pradera con hierba seca, relaja ver como las hojas caen de los árboles.

Evidentemente creo ridículo hablar de jardinería y horticultura teniendo 3 plantas, pero poco a poco voy a mostrarles el proyecto que tengo en mente, por el momento me gustaría hablar sobre los beneficios que Colom Elisa y Nuria Preciado (2015, pp. 344-347) enlistan en una colaboración para el libro de Agricultura urbana integral sobre las áreas verdes en zonas urbanas.

ciudad[Foto: Briz J. & De Felipe, I. 2015, portada]

1.Beneficios ambientales: Las superficies verdes considerablemente amplias son como esponjas que absorben los contaminantes y partículas sólidas, mejorando la calidad del aire, además, las superficies verdes tienen un doble efecto: Disipan el calor y mantienen la temperatura en el interior de los hogares u oficinas lo cual repercute en un ahorro energético ya que evita el uso de aire acondicionado o termostato.

2. Beneficios técnicos: Es increíble saber que los espacios verdes absorben no sólo contaminación sólida sino también el sonido atmosférico, cubren de las inclemencias del tiempo lo que hace duplicar la vida de un edificio. Por otra parte en tiempo de lluvias retiene el exceso de agua que cae sobre la ciudad lo cual es muy útil gracias a que la cantidad de agua que anda por ahí estorbando e inundando las calles disminuye mientras que otra cantidad de agua es absorbida por las plantas.

3. Beneficios sociales: Creo que es claro, ver la naturaleza frente a nuestros ojos alegra la vida, los colores de las flores, los verdes de las hojas, las aves y hasta lo caracoles que andan por ahí, estos espacios dan a los ciudadanos la oportunidad de relajarse del ajetreo cotidiano y nos recuerda que la tierra es la que nos da de comer y no el supermercado.

Así que no importa la forma en que puedas apoyar, oportunidades hay y muchas, no importa lo pequeño o grande que crees que sea tu aportación las buenas ideas siempre son bienvenidas.

!NOTA DE RESTRICCIÓN¡

Bajo ningún motivo robes plantas ajenas y mucho menos las arranques o desgarres por querer tener una planta nueva y gratis. Las personas se han esforzado por cuidar de ellas para que un día de estos alguien las corte o simplemente las lastime. Cuida la naturaleza y respeta el trabajo de los demás, si también quieres tener esa planta del vecino por qué no mejor ¡Le pides una ramita al dueño! Igual y hasta amigos se hacen.

 

Referencias:
Colom, E. & Preciado, N. (2015). Agricultura urbana y cubiertas naturadas en el Distrito Federal de México. En Briz, J. & De Felipe, I. (Eds.). Agricultura urbana integral : ornamental y alimentaria : una visión global e internacional. (pp. 344-347).  Madrid : Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Post Relacionados:

About Fabiansembrador

Soy alumno del colegio de Bibliotecología y Estudios de la Información en la UNAM, pueblerino del estado del Guerrero en México, hijo de familia campesina lo cual me ha dejado como herencia un cariño muy grande por el campo, las plantas, los frutos, la tierra.
This entry was posted in Consejos Mr. Urbano. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*