El suelo en tu Huerta: Microorganismos

Volumen de microorganismos
Uno de los elementos más fáciles de desarrollar y con mejores resultados productivos es, sin duda, la fauna microbiana de un suelo.
En situaciones negativas, por falta de materia orgánica, pH extremos, suelos arenosos o sin humedad, la microbiología del suelo se resiente enormemente, pero nunca se reduce a cero.

Estos pequeños ayudantes son los encargados de dar estabilidad al suelo, formar agregados, mejorar su aireación, combatir silenciosamente enfermedades y optimizar la disponibilidad de todos los nutrientes.


De toda la diversidad de organismos existentes en el mundo, en un suelo habitan ¼ parte de ellos, algo que nos hace ver fácilmente la gran magnitud que representan en la producción de alimentos.

Empezando por los más pequeños, encontramos algas de suelo, hongos, bacterias y protozoos, seguido de grupos más grandes como nematodos, artrópodos y gusanos. Los organismos más grandes los forman los artrópodos, lombrices y moluscos.

La vida de un suelo por metro cuadrado:

1 solo gramo de suelo contiene millones de microorganismos que no se pueden ver a simple vista pero que realizan una labor inconfundible.


 10 a 20 gr/m2 de protozoarios
 100 a 200 gr/m2 de lombrices de tierra
 50 a 100 gr/m2 de otros organismos animales
 > 1000 gr/m2 de bacterias
 > 300 gr/m2 de actinomicetos
 >1000 gr/m2 de hongos
 100 a 200 gr/m2 de lombrices de tierra
 50 a 100 gr/m2 de otros organismos animales
 > 1000 gr/m2 de bacterias
 > 300 gr/m2 de actinomicetos
 >1000 gr/m2 de hongos

¿Qué beneficios aportan los microorganismos a tus plantas?
Existe un gran número de grupos de microorganismos con acciones específicas y otros de carácter más general.
El grupo de bacterias actinomicetos son las encargados de degradar la materia orgánica y restos vegetales convirtiéndolos en nutrientes y dejándolos a libre disposición para las plantas.


Otros organismos de bacterias, como Pseudomonas, son capaces de recuperar nutrientes bloqueados y fijados al suelo, como la conocida interacción entre el fósforo y el calcio.


También existen microorganismos que realizan simbiosis con las raíces, encontrando ambas partes un aprovechamiento positivo, como las micorrizas o las trichodermas.

Las plantas son capaces de emitir al medio, a partir de exudados de las raíces, sustancias azucaradas, aminoácidos y carbohidratos que forman parte de la alimentación de los microorganismos. A su vez, esta microbiología le devuelve el favor con la solubilización de nutrientes, el aporte de hormonas naturales (auxinas y citoquininas), la mejora de la textura del suelo y la formación de agregados.

*Este post ha sido una colaboración de Antes todo esto era campo

Post Relacionados:

This entry was posted in Consejos Mr. Urbano. Bookmark the permalink.

One Response to El suelo en tu Huerta: Microorganismos

  1. Pingback: El suelo en tu huerta: el drenaje | El Huerto de UrbanoEl Huerto de Urbano

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*